Como el Cielo y la Tierra (TTK 9)

TODO EL ORO DEL MUNDO

.

El Cielo, la Tierra, el Hombre. La armonía que ha de existir entre ellos es parte del orden natural. El ser humano, dotado de conciencia  y de voluntad, como asimismo de la capacidad de transformar su voluntad en acción y en obra, tiene una especial responsabilidad en la cautela de dicha armonía, cuya perturbación puede ser motivo de desgracia.   De allí que sea su deber el de ponderar cautelosamente los efectos de sus obras antes de actuar. De allí que deba rechazar toda acción desordenada o desmesurada.
.

 .

Es mala para el hombre, por otra parte, la progresiva lejanía de su entorno natural incontaminado. Pues la naturaleza es maestra del hombre. El hombre ha de observarla y aprender de ella para acomodar su existencia a las enseñanzas de tan sabia preceptora.  Debería tenerla siempre bien presente a su alrededor, en las altas y bajas mareas, en los…

Ver la entrada original 873 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: