Errores

A veces quiero desaparecer hasta de mis sueños, de mis planes convertidos en fracasos.
Estoy consciente de que todo es parte de un aprendizaje de vida.
Sin embargo la eterna incógnita se perpetua conmigo:
Cómo pude errar de tal manera?
curioso es que mi fracaso siempre viene acompañado tres corazones rotos, un par de soledades pasajeras y un poco de caos desmesurado.
Mi dolor más grande es el verme frente al espejo y aceptar que soy yo y sólo yo, la culpable de este momento, de mis ojos hinchados por el llanto, de sentirme al borde del precipicio. Yo he forjado cada surco enmarcado por el dolor que me invade, yo me deje arrastrar por esta corriente traicionera que me gritaba PELIGRO: te voy a ahogar. Y así lo hizo.
Mis labios púrpuras intentan aferrarse al poco aire que permiten mis pulmones.
Veo mi vida cual película proyectada en el regazo de mi alma.
Y es aquí, en el fondo de mi dolor, en donde me regocijo de los grandes momentos bien vividos.
Vivir para después llorar…
Ya me tocara reír de nuevo…

20130120-003727.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: